La derivación a una Unidad de Epilepsia

 

Todo paciente que permanece con crisis luego de haber probado 2 o 3 fármacos antipilépticos debe ser siempre derivado a una Unidad de Epilepsia. En estas unidades se realiza la monitorización prolongada por video-EEG que es la prueba diagnostica más importante. Esta prueba la puede llevar adelante un epileptólogo con experiencia contrastada tanto en neurofisiología como en la clínica de la enfermedad. Para cumplir con los requisitos de seguridad necesarios, el paciente debe estar en todo momento monitorizado por personal durante 24h horas al día (personal con dedicación exclusiva).

 

Desgraciadamente, la derivación suele realizarse muy tarde por parte del médico tratante. En promedio, lo pacientes son derivados hasta 15 o 20 años más tarde de lo indicado. Durante todo este tiempo, el paciente sufre de crisis y puede llegar a tener complicaciones que incluso pueden causar el fallecimiento por muerte súbita (SUDEP). Hoy en día, no existe ninguna causa o circunstancia que explique que un paciente no sea derivado prontamente a una unidad de estas características. Esto no significa que el paciente se vaya a poder operar pero si es obligación evaluar todas las alternativas posibles. 

 

Si Usted piensa que podría ser candidato a que lo derivan a una Uniad de Epilepsia, le sugiero que visite el portal de la Sociedad Canadiense de Epilepsia donde encontará una herramienta que le dará la respuesta:

 

CASES - Canadian Appropriateness & Necessity Study of Epilepsy Surgery

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Epilepsia Barcelona - Dr. Rodrigo Rocamora